A veces el mejor maestro es un gran rival.