Tu dolor nadie lo siente ...