El hombre se complace en enumerar sus pesares,