No puede entender la pasión
quien no la vive…