La pasión
es una boca que muerde fuerte…