Vengándose, uno se iguala a su enemigo