La mano que te da una rosa...