El mundo recompensa antes las apariencias de mérito...