Nuestra sociedad ha llegado a un momento