Nada revela mejor el carácter de los hombres