Yo no hablo de venganzas ni perdones ...