SÍ y NO son palabras cortas pero fuertes,
la mayoría de nuestros problemas
son por decir SÍ demasiado rápido,
y NO demasiado tarde.