No podemos elegir como amamos...