He perdido mi gotita de rocío ...