Pedir disculpas no significa que la otra persona tiene razón