No sabrás todo lo que valgo...