Nacemos desnudos, húmedos y hambrientos.