Los hombres y pueblos en decadencia viven acordándose de dónde vienen