Lo más escandaloso que tiene el escándalo...