Lo que la oruga interpreta como el fin del mundo...