La venganza no lo es todo...