La ilusión despierta el empeño...