La experiencia no tiene valor ético alguno