Hay algo peor que un silencio incómodo ...