Es preferible fallar en la originalidad...