El tiempo es el mejor autor...