A el optimista no le interesa las opiniones...