El falso amigo es como la sombra...