El amor tiene un poderoso hermano, el odio.