Cuando se es amado, no se duda de nada.