Cuando puedas recordar sin rencor ...