No creer en la gente, no siempre es por desconfianza...