Aunque le arranques los pétalos...