A veces hay que irse lo más lejos que puedas...