Y cuando menos lo esperas todo parece desaparecer sin ni siquiera percatarte de ello

Y cuando menos lo esperas todo parece desaparecer sin ni siquiera percatarte de ello , pero lo peor de todo no es el hecho de que algo querido se haya ido, sino el pensamiento de que tal vez nunca encuentres nada igual como aquello que perdiste.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*