Acusar a los demás de los infortunios propios es un signo de falta de educación.

No me gusta la fraseMe gusta la frase (Nadie ha votado esta frase)
Cargando…