Y cuanto mas abajo me empuja la vida,
más altos mis tacones,
más grande mi rebeldía.